lunes, 19 de enero de 2009

texto 22- Vocabulario general

¡Hola, buenas tardes!
Me llamo Silvia y soy sorda. A los 4 años, tras una enfermedad,perdí la audición, primero en el oído derecho y al año siguiente en el izquierdo. Aprendí Lengua de Signos a los 7 años.
En el colegio, todo fue bien: las clases, mi relación con los compañeros...Por suerte, no sufría la discriminación que siempre sufren los niños sordos, puede ser porque ya sabía hablar y fui a un logopeda tras quedarme sorda.
Realmente, tuve más problemas en mi juventud. Estuve 6 años haciendo la carrera de Educación Especial; no tenía intérprete en todas las clases y algunos profesores me aislaban; pero en 1995 conseguí aprobar la carrera, y las prácticas me encantaron...y...¡saqué un 10!
Enseguida me puse a buscar trabajo, y siempre me decían que no había ninguno para mi. Yo preguntaba que por qué, y nunca me explicaban nada claro...pero seguro que porque era sorda.
Yo me enfadaba mucho y durante un tiempo dejé de buscar trabajo.
Pasaba todos los días en casa y no me apetecía salir con mis amigos.
Uno de ellos, Paco, venía a casa a verme mucho...a mi me encataba, porque me ayudaba a pensar en otras cosas.
Un día me dió una noticia buenísma...En el centro donde hice las prácticas buscaban un profesional para trabajar por las tardes. El sueldo no era mucho,pero era una oportunidad.
Empecé el 18 deoctubre de 1998 y ahora ¡soy la directora del centro!
Antes os hablé de Paco, pues no os dije...bueno, es mi marido. Tenemos dos niños, Hugo y Héctor, los dos nombres empiezan por H, porque es una letra que a mi me gusta mucho, será porque ni sordos ni oyentes pueden escucharla, y eso demuestra que las diferencias no son tan grandes.

1 comentario:

Isis dijo...

¿Es cierta esta historia? Me ha encantado, la voy a compartir en facebook para que más personas te puedan leer, porque es un verdadero placer.